sábado, 23 de octubre de 2010

ECOLOGÍA


CONCEPTO DE ECOLOGÍA
Ecología se deriva de la palabra griega oikos, que significa "casa", "hogar", "refugio hogareño", y logos, que significa "ciencia, tratado o estudio". Es decir, esta palabra se ha formado del griego "ecología" para indicar el "estudio del refugio hogareño de la naturaleza". Constituye un término útil, ya que incluye la idea del estudio de todo lo relacionado con los fenómenos, las formas y los ambientes de los seres vivos.
La ecología se ocupa de estudiar las interrelaciones que existen entre los organismos vivos, vegetales o animales, y sus ambientes, y éstos se estudian con la idea de descubrir los principios que regulan estas relaciones. Su campo de investigación abarca todos los aspectos vitales de las plantas y animales que están bajo observación, su posición sistemática, sus reacciones frente al ambiente y entre sí y la naturaleza física y química de su contorno inanimado. Es decir, la ciencia de la Ecología consiste en observar los fenómenos del mundo real, conocer el ambiente en que vivimos, nuestra variabilidad climática, nuestra variabilidad edáfica, diversidad biológica y nuestra diversidad cultural que requieren una explicación, y luego encontrar dichas explicaciones.


.

.
LA ECOLOGÍA EN ELACION CON OTRAS CIENCIAS

Para estudiar las relaciones que existen entre los organismos o grupos de organismos y su medio, forzosamente se requiere estudiar a ambos y a dichas relaciones, y para ello es necesario la acción conjunta de la climatología, la edafología, la biología, la zoología, la botánica, la fisiología, la nutrición, la estadística, la bioquímica, la taxonomía, la citología, la histología etc. Y muy especialmente de aquellas ciencias que se asocian con el estudio de los niveles de organización de la ecología. Es por eso que en la ecología se enfocan conceptos biológicos básicos, que en conjunto, generan un nuevo concepto biológico integrador que explica los eventos de la naturaleza, cómo está formada y cómo funciona.

Así por ejemplo la ecología se relaciona con la biogeografía, ya que las diferentes condiciones de la biósfera son determinantes en la distribución y el establecimiento de los seres vivos en el planeta. Interactúa con la química, pues los materiales que integran los niveles del espectro biológico y los componentes abióticos pertenecen al campo de estudio de esta ciencia.
La ecología se relaciona también con la geología, puesto que las variadas formaciones terrestres dan lugar a ambientes variados que provocan la diversidad de los seres vivos y el medio. Se apoya en las matemáticas para estudiar a las poblaciones; de la física para entender todos los procesos bióticos tienen que ver con la transferencia de energía, desde los productores hasta los desintegradores; de la meteorología y climatología que ayuda a los ecólogos a saber cómo los cambios regionales o globales del clima aumenta o reduce las probabilidades de supervivencia o de los individuos, las poblaciones y comunidades. Así como de la ética que promueve los valores contenidos en el ambientalismo científico.
Incluso, aunque el punto de vista sea puramente antropocéntrico, es fácilmente detectable que la ecología ya empezó a interactuar con las ciencias sociales, políticas y económicas que regulan y reglamentan los sistemas de transformación, producción administración y protección de los recursos naturales.

Por ejemplo, hasta hace pocos años, la decisión de instalar un ingenio azucarero o un beneficio de café dependía básicamente de aspectos de ingeniería, como la pendiente del terreno, la disponibilidad de partes y piezas, los volúmenes de materia prima a procesar, etc. En general, en la decisión no intervenían más personas que los inversionistas y los ingenieros encargados de ejecutar el proyecto.
Actualmente no es posible seguir ese esquema, sino que se deben tomar en cuenta otros factores en los que influye el hombre, como los índices de contaminación que generará el proyecto, el impacto de los residuos sobre el medio, el daño a personas que habitan en los alrededores, cómo se afectará el agua consumida por los pobladores que viven río abajo, los problemas sociopolíticos que generaría la industria en la región, la disponibilidad y el costo de la mano de obra, la estabilidad política y social de la población donde se establecerá la industria etc.
Es decir, la decisión para instalar una agroindustria de caña de azúcar o de café ya no es tomada por unas cuantas personas, sino por el conjunto de pobladores que podrían ser afectados positiva o negativamente.

La ecología es una ciencia integradora porque relaciona a la mayoría de las disciplinas del saber, de las que toma materiales y conocimientos para elaborar teorías propias, mediante modelos muchas veces matemáticos e interdisciplinaria que han permitido una conceptualización global. Sin estas aportaciones multi e interdisciplinarias, la ecología no podría funcionar como ciencia aislada.

No hay comentarios: